Five Poems

Ahi van cinco poemas en inglés de Demolición del Arco Iris camino de Los Ángeles traducidos con tiempo, amor e inspiración por mi cuñada Arlette, que nació en Montreal (Canada), y por Alicia Navarro aka Malicia Cool, filóloga y traductora, compañera de mi buen amigo Pejo, batería de Polanski y el Ardor, que tocó conmigo en la época de Qué es el optimismo? cuando llegué a Madrid a principios de los ochenta. 

THERE IS A STORM TONIGHT ON EARTH
The sea is wild – I am scared –
and I breastfeed Yousuf.
I embark to your country, to an imperfect future,
I am a lonely cloud tonight,
a plastic bag. I leave everything behind.

Get into my skin, you were born with everything,
but your grandfather, most likely,
travelled as well to another place between heaven and nothing.
You are overweight while my village
is on a terror and famine diet .
You have a bed and suffer from insomnia,
I bring to you the dreams that give names to things.
You wear an expensive watch on your wrist
and I bring to you the time of a jungle in silence,
of a love without hurries, of non electric light.

(There’s always room for one more at the table).
You are mortgaged up to the hilt,
me just a hypothesis of roots and desire.
Make me room in your world,
give me the world in your rooms,
and let life kiss you in small letters.

FLOWERS OF THE DEMOLITION

I loved you, oh yes I did
with tigers in bed and ambushes.
No tracks left
of our thirst over the Milky Way,
the pyrotechnics are asking me about you,
the flowers of demolition are starting to sing.

Now that you’re not here there is no destiny,
nor streets for wine and summer.
We have touched the plane trees in heaven
and woken up in Popocatepelt.

The Earth is round again
the book of smiles has been extinguished by the rain.
Purgatory rotating round its hinges.
That time and memory be benevolent with you.
 

THE RAINBOW’S SECRET

Oh, fear is the hard core of atoms,
dwelling at the deep of pupils,
it governs the rainbow´s secret,
and an army of a thousand pure men
are just unable to tumble down the wall.
The new religion
has swollen the sperm of all the exorcists
and the game of suspicion
is the best fuel for a democrat´s heart.
Captives of that uneasy moon,
buttery and fevered,
suicides, watchmen,
adolescents repeating course,
men picking up abandoned dogs
and homunculus of abortion clinics
dial the numbers, once and again,
of an unhooked phone.

The circus Pain
has camped out on the outskirts of town.

THE RAFT OF THE MEDUSA

The sea is not sleeping tonight, and nor am I.
With a voice of centuries and shipwrecks
the sea´s speaking slowly tonight
like a walkman with wasted batteries.
When I was little I ran into an anchor
on top of a mount. I dug with my fingers around it
and sea shells and anemone shone under the sun.

How much insanity of a man fits in the sea?
As a grown up, mother,
I want to a be a civil servant of the sea,
a watchman that starts fires
and makes signs from the tower to ships.

The sea and I need dreams,
a sleep cure from here to the Apocalypse…
It opens its music boxes, that Chameleon:
of cooing, ecstasy, cholera and pain.

The sea hates God´s Son,
It is full of altars and catacombs,
you´ve no idea of how it detests God´s Son.
From the miracle of bread and fishes
men scratch their silence
to extract more than necessary.

The sea hates Bill Gates and the Net of nets
because now kids sail only on the Internet.
The sea is a horn of plenty,
an ancient faith,
for us burners of all flags.

But, tonight, the sea
as stoned between ropes
mumbles incoherent things:
¡Géricault, Theodore Géricault,
don’t let him paint The Raft of the Medusa!
 

AFTER THE RAIN

I am a city with only one man.
A woman with many men in her womb.

Tres poemas de José Alcaraz Pérez

José Alcaraz, desde Murcia, que visita y escribe en este blog, acaba de publicar su poemario Usted está aquí. Es un libro bravo, con garra y “rasmia”, emocionante y lleno de ironías y referentes. Una voz personal y sin mordazas. José es murciano pero también podría ser aragonés, porque hasta allí fueron, mandaron a nuestros ancestros a colonizar y defender fronteras en tiempos de “moros” y les pegamos el “ico”. Su libro comienza con una cita de Alvy Singer en Annie Hall de Woody Allen que dice: “No puedo disfrutar de nada a menos que todos lo disfruten conmigo. Si un solo tipo se muere de hambre en algún sitio, eso me amarga la noche.”
Copio tres poemas del libro pero todos son tan buenos que a quien le gusten le invito a descargarse el libro AQUÍ .

BÚSQUEDA

Perdí una vez
la vida
en la vida.
¿No te ha pasado nunca?
Es como si perdieras un reloj
de arena,
grano a grano, en la arena de una playa.
¿No te ha pasado nunca?
A mí tampoco, pero
definitivamente la perdí
una vez de esa forma,
y sólo
cuando me pierdo dentro de mí mismo
soy capaz de encontrarla.

MEDALLA DE HONOR

Dejad que me equivoque, que la cague yo solo,
que me muera de rabia con mis propios errores,
que sea digno, digno de la nada
y digno de saber que a veces soy
un gilipollas más
o campeón del mundo
(de ocasiones perdidas)
o el príncipe heredero
( a la corona
de la felicidad
en la República Independiente de Mis Dos Bolas.)
Dejadme recibir la medalla de honor,
no me hagáis la putada
que Forrest le jugó al teniente Dan.
Tengo selva y desierto, soledades de sobra
para reflexionar.
Sabré salir a flote:
soy amigo de muchos peces globo.

A LAS PUERTAS DEL CIELO

Has cambiado el origen de mi ser;
como suele ocurrir en estos casos,
soy otro por haberte conocido.
Estoy muy mareado,
y he llegado a pensar que soy el perro
que se muerde la cola, dando vueltas y vueltas;
el muchacho con nombre de mujer
estafándose así mismo en un chat;
el viejo con amnesia que confunde la muerte
con Scarlett Johansson, con sus labios…
Lo más triste de todo
es que me invalidaron el carné
de socio
en la puerta del Reino de los Cielos.
San Pedro se cansó.
Ahora, jubilado, pesca truchas,
y el ex portero de una discoteca
ya no me deja entrar al Paraíso
porque allí cometí un crimen perfecto:
me inmolé junto a ti porque no me querías.
Tal vez no te parezca nada justo, querida,
pero, como ya sabes, la justicia
es un gran cuento chino,
o romano, no sé.
Además, esto sólo es un poema.

RESACA/HANK OVER: Nota de prensa

El 11 de abril estará en todas las librerías de España ( y en muchas de Hispanoamérica ) la antología Resaca/Hank Over. Un homenaje a Charles Bukowski, coordinada por Patxi Irurzun y Vicente Muñoz Álvarez.

Se presentará en varias ciudades: Zaragoza (11 de abril, Librería Antígona ), Madrid ( 23 de abril, Fnac ), Barcelona, León, Pamplona, etc.
La portada es del dibujante Miguel Ángel Martín.

En el libro se dan cita 37 autores que rinden, mediante poemas y relatos, su particular homenaje a uno de los poetas y escritores que más ha influido en su escritura: Charles Bukowski, el mítico autor de Factotum, Hijo de Satanás, La senda de un perdedor, Escritos de un viejo indecente o Peleando a la contra, creador del alter ego Hank Chinaski (de ahí el guiño en el título, que juega con el nombre Hank y la expresión “Hang Over”, que significa “Resaca”)

La editorial que publica el libro es Mondadori, dentro de la colección que dirige Constantino Bértolo: Caballo de Troya. Hemos abierto un blog con información de los autores y del mundo Bukowski: http://hankover.blogspot.com

Los autores reunidos abarcan edades comprendidas entre los 25 años (la más joven) y los 58 años (el mayor).
Lista de autores:
Eva Vaz, Hernán Migoya, Miquel Silvestre, Raúl Núñez, Vicente Luis Mora, David González, Sergi Puertas, Alfonso Xen. Rabanal, Karmelo Iribarren, José Angel Barrueco, José Daniel Espejo Balanza, Vicente Muñoz Álvarez, Lluís Pons Mora, Javier Marroquín, Agustín Fernández Mallo, Josu Arteaga, Pablo Casares, Kike Babas, Kike Turrón, Pablo G. Bao, Ignacio Escuín Borao, Ana Pérez Cañamares, Kutxi Romero, José Manuel Vara, Lucas Rodríguez Luis, David Murders, Manuel Vilas, Roxana Popelka, Sofía Castañón, Sor Kampana, Angel Petisme, Salvador Gutiérrez Solís, Nacho Abad, Safrika, Patxi Irurzun, Abel Debritto, Eloy Fernández Porta.

Contactos: Vicente Muñoz Álvarez: 626514858 vicentevinalia@hotmail.com Patxi Irurzun: 630466079 patxi@cgtchiapas.org

……

Vicente Muñoz Álvarez me ha pedido si puedo cantar un par de temas en la noche del 23 de abril durante la fiesta de presentación del libro en Madrid, en la Fnac de Callao y aunque estaré grabando el disco nuevo en Zaragoza, allí estaré. 

Un poema de Ana Muñoz

Ana Muñoz aka Ana Manzana, que me sufrió de niña cuando sus padres la llevaban a mis conciertos en Teruel y sonaban en su casa canciones de “Cierzo” y de “Buñuel del desierto”, me envió este poema hace unos días con una nota y aquí los cuelgo porque el texto es magnífico e intenso: “bufff… me ha encantado el libro, qué pasada!! como suele decirse, de lo bueno-lo mejor, de lo mejor-lo superior!!
me ha sorprendido muy gratamente, y no porque infravalore el resto de tus trabajos… ya sabes que no. qué bien, qué delicia, qué variedad, qué de todo, muchísimas felicidades.
vicente muñoz álvarez me pidió un poema hace un par de días y he querido escribir algo nuevo para la ocasión, un poema que comienza con unos versos tuyos.
soy consciente de que debes de estar liadísimo, pero… yo te lo mando, y ya lo leerás cuando puedas.
espero que te guste.
como espero que todo te vaya bien, disfruta de todo lo bueno que va a darte este libro del arco-iris.
un beso,
ana.”

 

RELIGIO AMORIS

Para V. y sus drugos

Fue un hombre que regaló cerillas
a los que viajan a la oscuridad
y amó a las mujeres que hacen sangrar el sol,

Ángel Petisme, de Necrológica.

Muero todas las muertes de mis cenizas esparcidas.
Boca seca y sed constante,
velo negro de mujer viuda.

Jamás debimos mezclar drogas
(Rock and Roll… qué importa, todo lo demás fue sólo sexo),
el alcohol nos inflamó a ambos.

You have killed me,
you have killed me.

Tú, hombre flemático,
frío y húmedo,
calmado e indiferente,
racional y beodo al mismo tiempo.

Lo más importante es atravesar el fuego,
(lo dijo Bukowski).

Me hiciste creer que eras capaz de atravesarme, de penetrarme,
de salvarme, de sanarme.
Una palabra tuya bastaba, una palabra
(pero todos los poetas mienten).

Con las piernas abiertas dibujé una noche en la luna
y te amé.
Fue difícil mantener el equilibrio en aquella postura.

Oh, tentación, tentación,
no pude resistirlo.

Yo, mujer caliente y seca,
fuego mal extinguido que respondió Amén a tus oraciones,
mujer que abandonó su escepticismo,
que hizo oración al tañer las campanas de la noche.

Abnegada y devota,
bebí de tu propia sangre,
el agua de tu cuerpo, yo la sudé.

Dormimos con los ojos abiertos aquellos sueños de éxtasis
que nos mataban
(pequeña muerte, la llaman).
Me prometiste un lugar en el sol
(mañana seremos aire
y llegaremos a tocar el cielo con los dedos
).

Pero llegado el momento huiste de mí,
evaporándote en desapacible malestar,
en lluvia invertida.

Resaca, movimiento en retroceso de las olas,
residuos apostados en las arenas después de la crecida.

Así amanecí,
(SOLA).

Con las piernas abiertas hoy soy toda bilis haciendo sangrar el sol,
muriendo de sobredosis,
habitándome en el hígado la melancolía.

Anoche mi estómago estaba vacío
Y te asimilé cuatro veces más rápido.

Grito como Penélope para desgarrar tus oídos allí donde estés.
¡Mátame!
¡De cáncer de hígado!
¡Como a un borracho!
¡Mátame!

Nunca debí amarte tanto,
ahora mis sollozos se desploman en la arena
sintetizando la resaca de haberlo amado todo de una vez
sin haberlo hecho nunca antes
(no estaba acostumbrada).”

ANA MUÑOZ

Reírse de uno mismo

El programa de humor de la autonómica aragonesa “Oregón Televisión” me dedica un sketch y como todo el humor baturro y somarda tiene un puntito de “maldad” pero la verdad es que a mí me hizo mucha gracia cuando, saliendo el viernes 21 precisamente de Aragón Radio y Televisión de hacer unas entrevistas, me encontré a Juanjo Vázquez, Viceconsejero de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón,  que entraba a una reunión y me contó que la noche anterior lo había visto. El programa es francamente recomendable y divertido y tiene a un grupo de actores y guionistas estupendos -entre ellos el amigo Javier Coronas- y yo no dejo de despepitarme al verlo. Petisman contra la amenaza espacial…

Presentación de Ángel Guinda de “Demolición…” en Madrid

“Cogido de vuestro brazo, mejor: acogido por vuestro abrazo, comenzaré y terminaré este entrañable paseo de lujo hacia el alma de mi amigo y gran poeta Angel Petisme leyendo dos de los muchos textos de su libro Demolición del Arco Iris que me han atravesado.

Después de la lluvia (p. 56)

Soy una ciudad con un solo hombre.
Una mujer con muchos hombres en su vientre.

Angel me ha parecido siempre un poeta claro, directo. Ahora más.
Un poeta puro que ha escrito siempre poesía impura, con tachones incluso, como la vida misma  -emborronada por la muerte.
Uno de sus afanes estéticos es cómplice de esa tendencia artística llamada feísmo: Angel pretende embellecer la fealdad del mundo.

Angel es un poeta original, consciente de que la originalidad consiste en el reconocimiento de los propios orígenes.
En Demolición del Arco Iris aparecen Goya, Gracián, Servet, Marcial, Ibn Gabirol, Avempace o Sender y sus monólogos dialogando.
Anotamos constantes alusiones aragonesas como “las Mil y una Noches de Aragón y su desasosiego” y expresiones vernáculas como “modorras seculares” o “no me vengas jodiendo la marrana“.

Angel es un poeta que utiliza el talento, la imaginación y el artificio poético de manera visceral, sin florituras.
Quiere que nos comamos las palabras crudas (las palabras eternas y aquellas otras recién salidas del horno), sin hervir, sin freír, sin condimentar, sin masticar, para acostumbrarnos a que la vida no se nos indigeste, porque la vida hemos de vivirla en crudo, porque la vida es cruel, además de hermosa, además de irrepetible.

Angel ha tenido la delicadeza de hacer que la solidaridad sea una de sus obsesiones crónicas.
Angel ha sido siempre un poeta comprometido. Ahora más.
Un militante de la verdad a voz armada que practica, poéticamente, la guerrilla social, cultural y política con la misma fiereza que mi admirado Fernando Beltrán, poeta entrometido.

Angel es un poeta postmoderno, es decir, no idolatra la transcendencia, es decir, hace transcendente la banalidad.
Seguro que para él (como para la artista plástica Catalina Parra, hija de Nicanor Parra) Estados Unidos sigue siendo un país donde la libertad es una estatua.
Y seguro que para él, la gloria terrenal, tan pequeñica y efímera, es también esa estatua en la que acaban cagándose las palomas.
Una observación: la postmodernidad pasará, pero la poesía de Angel no pasará.

Cuando me pongo a recordar libros de Angel como Amor y cartografía, El cielo de Bagdad o Insomnio de Ramalah,
me reafirmo en la idea de que su obra tiene una atmósfera de álbum de viajes, de cuaderno de bitácora.
Demolición del Arco Iris, más.

Pero no se trata de viajes turísticos, no, sino de viajes fértiles para el compromiso, exploraciones al tuétano del dolor, al ámbito de la desgracia, fieles a esa eterna condición de homo viator que marca al ser humano desde que nace hasta que muere.

Después de la tormenta sale el arco iris.
Pero si es demolido el arco iris, el tormento de vivir se enquista en nuestros mundos personales como una alarma, como un S.O.S.
desesperado que nos reclama, nos llama, nos reúne en llamaradas de acción para luchar contra la adversidad, contra la injusticia, contra el hambre, la violencia, las agresiones a los pueblos, a cada mujer y a cada hombre: a todos aquellos para quienes la existencia es, día a día, una resistencia.

En Demolición del Arco Iris, Angel afronta el reto de poetizar mediante la técnica verbal de tomas cinematográficas.
Así, su nuevo libro es una película de amor y de terror, un documental de lo que sucede en nuestro interior cuando contemplamos lo que sucede fuera de nosotros.
Transforma la atroz realidad en amable ficción utilizando el humor y la ironía desdramatizadora como variantes del amor a la humanidad.
Perpetúa en nuestra memoria histérica la inmediatez de los acontecimientos.

Este libro es un catálogo de casos humanos, de lugares y mundos de cada lugar.
Este libro es una ecografía de la grandeza y miserabilidad de la condición humana. Este libro es también un libro de ángeles.
Aquí se reúnen el Angel profético, el Angel desescombrador de las catástrofes, el Angel armonizador del caos, el Angel apocalíptico, el Angel cronista, el Angel acusador, el Angel resistente, el Angel seductor, el Angel surrealista, el Angel demoledor, el Angel fálico, el Angel redentor, el Angel crucificado.

Y para terminar diré que Angel, Petisme, es un poeta mago.
Un poeta capaz de ampliar, como César Vallejo, las funciones de la poesía: gnómica, expresiva, simbólica, estética, gnósica y catártica.
Me refiero a esa función capaz de trastocar el tiempo, anticipándolo, incluso borrándolo.
Gracias a esa magia, Petisme, Angel, es, ahora mismo, un resucitado entre nosotros.
Lo demostraré leyendo el primer poema que conviví, al azar, de este extraordinario libro que es Demolición de Arco Iris. Se trata de su propia “Necrológica” (p. 41).”

Ángel GUINDA