En Colliure. Un papagayo verde

Cuenta Jacques Issorel en el libro “Colliure 1939.Les dernièrs jours d’Antonio Machado” que en el bolsillo del viejo gabán, encontró José Machado -su hermano- un trozo de papel en el que se leía “Estos días azules y este sol de la infancia”. En ese mismo papel el poeta sevillano escribió “Ser o no ser…”, y cuatro versos dedicados a Guiomar, ya publicados, con una variante, “Y te daré”, en lugar de “Y te enviaré”.
“Y te daré mi canción:
’se canta lo que se pierde’,
con un papagayo verde
que la diga en tu balcón”.
Ayer no pude hacerle un guiño a dos republicanos y desterrados, dos presencias artísticas fundamentales en mi infancia (yo comencé a escribir a los doce años después de leer “Campos de Castilla”) y mi adolescencia que cumplían años: Antonio Machado y Luis Buñuel. Pero me sonreí para mis adentros cuando encontré a este papagayo verde aragonés una tarde de julio de 2006 en la tumba de Ana Ruiz y Antonio Machado. Viven y mueren a solas los poetas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s