Un poema de “La noche 351”

YOU CAN NEVER HOLD BACK SPRING
Tom Waits

Nunca podrás detener la primavera
ni la voz ronca de los crooners
que cuelgan de sus ramas
y ahuyentan a los pájaros de acero.
Dos sillas nos esperan frente a frente,
aunque llueva, aunque dejemos de creer
caminando por la tierra baldía.

No abras los ojos amor mío,
si tienes el corazón abierto
y has elegido vivir esta noche.

Nunca podrás mejorar este mundo
demasiado, como lo hicieron tus abuelos,
pero no olvides cuando llegue el verano
los sueños del invierno.
Puedes estar segura de que nunca
te ruborizarás antes de tropezar.
Aprende a esperarme después de vomitar
en los brazos del bien, la verdad, la belleza.
Aprende a amarme más allá de la vida.

Te llamaré antes de la caída,
antes de que te pierdas en el bosque.
Cada vez que confundas el sueño del futuro,
cada vez que suspires por el niño que espera,
en un orfanato de Kirkuk, tu sonrisa.
Incluso si un día te pierdo en el camino,
y dejas de pensarme cuando llegue el invierno,
sigue soñando con la primavera.
Aunque llueva, aunque dejemos de creer
caminando por la tierra baldía.

De “La noche 351” (Hiperión,2011)Hace un año que se publicó “La noche 351” y tengo la sensación de haberle dedicado poquito tiempo en comparación con la de horas y noches de 2010 y 2011 que me quedaba escribiendo en el salón (mi oficina de poeta destronado), tras acostar a mi hija. Aún a pesar de haberlo presentado con grandes amigos y escritores, en Madrid con Juan Carlos Mestre y Jesús Munárriz, en Zaragoza con Miguel Mena,en Barcelona con David Castillo,en Madrid con Angel Guinda y Luis Farnox y en Toledo con Alicia Martínez.
Este texto nació de escuchar muchas veces una canción que adoro;primero casi se construyó como una adaptación al castellano de los versos de Tom Waits y la compositora Kathleen Brennan, su esposa; después fue creciendo y estirando sus ramas.También le debe mucho a la película “El tigre y la nieve” de Roberto Begnini donde en la escena del principio,como un sueño, Tom Waits canta ese tema y aparecen Eugenio Montale, Giuseppe Ungaretti, Jorge Luis Borges, Marguerite Yourcenar…

Hace poco me escribió Martha Asunción Alonso para pedirme una colaboración para un proyecto de una revista nueva, Zocodover, y me contaba:” bueno, tú no lo sabes, pero el título de mi tercer libro, “Detener la primavera” (Hiperión, 2011), tiene que ver, de algún modo, contigo y una tarde de lluvia madrileña en que te escuché pinchar para Radio3 aquella hermosa canción de Tom Waits, que hacía tanto no escuchaba: “You Can’t Never Hold Back Spring”…

A los pocos días a Martha le dieron el Premio Nacional de Poesía Joven por “Detener la primavera”.Así que espero que este poema, o al menos la canción del maestro de Pomona, nos abriguen un poquito del desamparo y la terrible intemperie que, en estos días gelidos del siglo XXI, pronuncia cada uno de nuestros nombres.

(Pongo dos enlaces,en el primero se escucha bien la canción.En el segundo no,pero se ve la escena que menciono.)
https://www.youtube.com/watch?v=hyXs512QTbY
https://www.youtube.com/watch?v=zvt0MYp_cAw

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s