Ángel Petisme

« Junio 2004 | Main | Agosto 2004 »

Julio 28, 2004

De todos estos días turbulentos, de la reunión con el Presidente de Aragón y los grupos políticos de las Cortes en la Aljafería la semana pasada en Zaragoza; del encuentro ayer en Moncloa con la Vicepresidenta del gobierno y la Secretaria de estado para la cooperación, sobre el tema de Palestina y la venta de armas a Israel, me quedo con esta foto. Y los días felices y dulcemente exprimidos en Jaca con los amigos de la Asociación Río Aragón. Un beso para todos y en especial para Luisa, Guillermo y Raquel.


(Luisa y Guillermo de la A.R.A. servidor, Miki, Raquel, Luis Solana -alcalde de Artieda- y Toño.)

Posted by petisme at 05:57 AM

Julio 19, 2004

VIAJE A PALESTINA (XII)

EL BLUES DE NABLÚS

“La violencia es el miedo a los ideales de los demás.”
Gandhi, Mahatma

Vamos camino de Nablús, la milenaria Naplusa de antes de los romanos, a las dos y media de la tarde. Dejamos el mar a nuestra izquierda y subimos hacia el noreste adentrándonos en Cisjordania. El paisaje es más accidentado y pedregoso, con olivos y cipreses a ambos lado de la carretera. Hemos salido de la urbe-prisión y los estudiantes de la Universidad An-Najah nos esperan.

Nuestro gozo en un pozo. De nuevo nos detienen en el checkpoint de acceso a la ciudad. Los soldados nos dicen que llevamos matrícula israelí y no podemos circular por allí. Los minutos, las horas, gotean somnolientos bajo la luz abrasadora y polvorienta del control. Los tanques a nuestra izquierda, las torretas de vigilancia. Bajamos con las guitarras sedientas y con telarañas en el estómago. No hay problema: nos dejan hacer todas las fotos que queramos. Hay largas colas de palestinos retenidos durante seis horas bajo el sol. Niños y ancianos esperando en las alambradas. En realidad estamos colapsando y retrasando con nuestra bisoñez la actividad del control. Por unos momentos pienso si algunos no están montando su numerito de promoción personal al hacerse fotos con la guitarra junto a los soldados israelíes. Pienso si no estamos padeciendo un cuadro agudo de síndrome de Estocolmo haciéndole el juego a este ejército de asesinos ocupadores con cara de adolescentes babilampiños que con tanta permisividad nos demuestran que a fin de cuentas las cosas no son para tanto. Pero no: desde las torretas de vigilancia los fusiles
siguen cada uno de nuestros movimientos y ademanes. Incluso un soldado desde la torre de enmedio del checkpoint no duda en amedrentarnos cuando al observarle nos encañona y pone el dedo en el gatillo. Me tiene en su punto de mira a dos metros. Entonces decido cambiarme de asiento, renunciar a su juego. Quizás ese soldado tampoco ha comido como yo y los nervios o la insolación puedan traicionarle.

El 20 de febrero de 2002 Israel bombardeó el cuartel general de Arafat en Ramallah e invadió Nablús. El 8 de marzo muere medio centenar de palestinos en una de las jornadas más trágicas de la segunda Intifada. El 27 se produce un atentado suicida con un saldo de 20 judíos muertos en Netanya. Se está cociendo la Operación Muro de Defensa contra las ciudades cisjordanas que comienza el 29 de marzo con la entrada de los tanques en la Muqata de Arafat. El presidente de la autoridad palestina lleva cercado desde diciembre. El 4 de abril el ejército invade y ataca Nablús y Hebrón pero tres días antes ya lo ha hecho en Tulkarem, Belén, Qalquilia, Jenin con unas consecuencias funestas y masacrantes. Los medios de comunicación tienen prohibido el acceso. Apocalipsis sin testigos, aislamiento total, complicidad del silencio. Sencillamente “lo que ocurría en las ciudades palestinas no estaba ocurriendo” como cuenta Teresa Aranguren en su “Palestina: el hilo de la memoria”.

Apoyados por el fuego de los helicópteros y el bombardeo indiscriminado de los F-18 los descomunales tanques entraron en Nablús y arrasaron con todo lo que encontraban por delante, incluido el casco antiguo y los monumentos más relevantes de la historia.

Aparcamos frente a la Universidad An-Najah. Mogollón de estudiantes (están matriculados 190.000) nos miran con curiosidad, sobre todo a las hermosas y rubicundas mujeres que nos acompañan, claro. Venimos sudorosos y polvorientos. Nos reciben en el Aula Magna. Tiene el aire acondicionado a toda caña. Dentro de poco los kufiyas se extenderán sobre nuestros hombros y espaldas como mantones de Manila. ¡Ayyyyy mi neumonía!

Los estudiantes hablan: Les da fuerzas y moral vernos entre ellos en unos momentos tan difíciles. La lucha futura de este pueblo se basa en la libertad y el aprendizaje de los universitarios. Un profesor que tiene la nacionalidad española y palestina nos explica por qué dejó España: “donde ha vivido muchos años y se está muy bien y ha vuelto a Palestina donde es más necesario. ¿A qué hijo quieres más, a qué patria quieres más? Al pequeño hasta que sea mayor, al pobre hasta que sea más rico, al débil hasta que sea más fuerte.”

(Ahora cuando cuelgo estas líneas en internet, ya en julio de 2004, me estremezco y recuerdo que me llegó un correo de Aisha donde me decía que un profesor de esta universidad y su hijo han sido asesinados por el ejército de Sharon hace una semana y pico en Nablús. Aisha me insiste en que era uno de los docentes que nos recibió en aquel aula. Quizás fuese él, quizás otro. No recuerdo los nombres, sí sus rostros. Le debo muchos favores al cerebro y la desmemoria, como en este caso.)

Los estudiantes no pueden llegar a la universidad al no conseguir pasar los controles. Sus casas están a cinco kilómetros, otros tienen que hacer diez kilómetros caminando atravesando montañas para llegar a clase. Cuando lo hacen, nos dicen los profesores, están molidos y exhaustos.

Nos proyectan un documental dramático que atufa a propaganda por la voz afectada de la locución en castellano. Inevitable. “El dolor es Palestina. Tierra de sufrimiento y de lamentos”. Carmen París está sentada a mi lado. Cuando unos soldados israelíes golpean y cortan el brazo de un palestino la imagen es tan escalofriante, brusca e inesperada que muchos de la sala caemos en el estertor y un grito ahogado. Carmen se echa a llorar y su estatus de baturra de casta se viene abajo. Le tomo la mano y la abrazo. El hermano mayor saca fuerzas de flaqueza frente a las exhibiciones de la muerte. Puedo ahogarme en un vaso de agua, me conozco, pero en público templo y afino más mis cuerdas cuanto más se desesperan y boquean a mi alrededor.

“Pueblos del mundo ¿dónde estáis que no habláis del dolor de Palestina?” El corto continúa. Me doy cuenta entonces que no hace falta ser de ningún sitio para que tu corazón esté en él. Mi patria es el llanto de esta gente que me recibe con los brazos abiertos y me pide que no cierre los ojos. No, no es igual resistencia que terrorismo en Palestina por mucho que se empeñen los abrumadores mass media al servicio del poderoso lobby judío. No cierres los ojos, no blindes el corazón frente al indolente espíritu que te mira desde la roca negra. Asómate a los pozos de la desesperanza y bebe de este veneno hasta saciarte y emborracharte, me susurra el esclavo que me limpia los dientes cada mañana.

Allá donde vamos el eco de la muerte nos persigue. Hoy sábado en Gaza con ese eufemismo cruel que denominan “ataque selectivo” han asesinado a 4 civiles palestinos.

Las seis y pico de la tarde. Pasamos a la cafetería, hoy tampoco hemos comido pero la rabia destila sustancias que remiten el hambre. En nuestra mesa se sienta una estudiante de mirada trigueña cubierta con un pañuelo blanco. La escuchamos mientras comemos un bollo y apuramos un refresco de naranja: encerrados como bestias durante semanas, sin poder asomarse siquiera a las ventanas. Aquellos que lo hacían recibían un tiro. Las balas entraban y rebotaban en los habitáculos.

Paseo por el casco histórico de Nablús. La plaza mayor, la catedral, el ayuntamiento: todo en ruinas. La Kashba de calles estrechas y olores reconcentrados con carteles y fotos donde los mártires te miran mientras atardece. Los futuros niños mártires siguiéndote, revoloteando, jugando, incluso golpeando mi cámara de vídeo. Eh, ¿qué pasa que tengo que gritar: Falistin Al Jarriya, Palestina Libre? Pues lo grito, coño. Menos mal que los jóvenes de la seguridad de Al-Fatah se los quitan de en medio de forma taxativa.

Casa por casa los soldados iban demoliendo y atravesando las paredes como fantasmas utilizando como escudos humanos a los propios palestinos para enfrentarse a los disparos de los resistentes. Dinamitan y queman los edificios de mayor valor arquitectónico e histórico argumentando que bajo sus túneles se esconden terroristas. ¿Qué más da que sean lugares declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO? Atacan las pacíficas manifestaciones incluyendo un funeral. Los equipos médicos de emergencia no pueden llegar a los heridos. ¿Qué humillación mayor cabe que tus seres queridos muertos pudriéndose en las casas sin poderles dar tierra y despedirles?. Dieciocho muertos, más de 250 heridos y la destrucción de decenas de viviendas y centros públicos dejaron las tres semanas de invasión de las fuerzas ocupantes israelíes en la ciudad de Nablús.

Ha anochecido. Gorka Andraka, periodista de Radio Euskadi y seguidor entusiasta de algunos de mis discos y libros me propone entrar en directo con su móvil en una entrevista. Debemos quedarnos en una plaza porque en el laberinto de calles angostas perderemos la cobertura pese a que el grupo ya ha desaparecido de nuestra vista. Los de seguridad nos meten prisas porque se han oído disparos cerca. Al final no queda más remedio que moverse y ascender entre montañas de escombros. Hablar con Bilbao en total oscuridad mientras caminas a toda leche por las ruinas es un safari por el absurdo. Es como recorrer a ciegas con las yemas de los dedos los trazos, la rugosidad de las paredes de piedra, las curvas de las bombillas, las astas del toro del “Guernika” de Picasso. Al final cuando llegamos al autobús con las palabras atropelladas y casi sin respiración decido pasarle el móvil a Gorka para que se despida. Una entrevista accidentada y suficientemente descriptiva de la Palestina del siglo XXI. Por un momento me sentí como un novato reportero de guerra en el asco de la trinchera.

A las siete y media cierran el control de salida de la ciudad. Quedan quince minutos y vamos jalando en el bus, descendiendo entre las sombras, haciéndonos a la idea ya de que nuestros huesos reposarán bajo la luna poco mullida de Nablús. El turno de noche de los soldados del checkpoint nos espera. Paran los dos autobuses y comienzan a revisar los maleteros y los bajos de los vehículos con sus detectores y espejos temiendo que seamos portadores de alguna bomba que los palestinos nos han adherido. Hacen bajar a los pasajeros del primer bus mientras los demás miramos estupefactos desde las ventanillas. Los ponen en fila mientras les piden que vayan sacando los pasaportes. ¿A qué recuerda esta escena?: “La lista de Schindler”, las largas colas de los campos de concentración, los registros nocturnos y por sorpresa en mitad del sueño. Salvo que no es ninguna película. Ahora ya soy un palestino más. Cuando a los pasajeros del segundo autobús nos toca descender me pongo el pasaporte en la boca.

Son las ocho de la tarde. Noche cerrada cuando cruzamos Ramallah sin farolas: asustadas y en silencio sus calles. De pronto como una alucinación aparece iluminada entre las ruinas una juguetería. ¡Dios, una juguetería en Ramallah!. Las muñecas peponas, los balones de plástico, los puzzles, un coche de bomberos en miniatura. En la tierra de los juguetes rotos barnizados de sangre y la artillería lúdica y pobre de los cantos rodados aún brota la magia con sus hachazos de fulgor primitivo. Y mi corazón encogido y desguarnecido, deja de ser un tamagochi. Se dilata y ensancha como un clítoris soberano de amor hasta salírseme por la boca, abre la ventanilla y dando saltos empuja la puerta de la juguetería.

Posted by petisme at 09:07 PM

Julio 16, 2004

La presentación del disco tendrá lugar el viernes día 23 de julio en el Pub London de Jaca, a partir de las 12 de la noche con la presencia de Ángel Petisme, A Ronda d’Os Chotos d’Embúm, Os Gaiters de Chaca y otros artistas.

La Fundación Nueva Cultura del Agua y la Asociación Río Aragón presentarán el viernes 23 de julio el avance de las alternativas para no recrecer Yesa ante las instituciones y colectivos sociales de la Jacetania. El acto tendrá lugar en el Palacio de Congresos de Jaca a las 19:30 h.
La presentación correrá a cargo del Prof. Pedro Arrojo y Javier Jiménez, presidentes de la FNCA y “Río Aragón” respectivamente, también contaremos con técnicos de ambos colectivos.

Posted by petisme at 11:55 PM

Julio 14, 2004

“He leído tus poesías en “http://petisme.hostalmusical.com/aragon.htm” y no he podido evitar escribirte unas líneas, solo para recomendarte que seria una buena cosa que viajaras, conocieras otros sitios, aprendieras que las fronteras solo existen en los mapas y que todos somos iguales allí y aquí abajo, que con el agua que se pensaba trasvasar ciertos es que se regaría algún que otro campo de golf, por que no? son mas productivos en riqueza que muchas otras cosas, pero esa es la broma del asunto, el trasvase iba a permitir paliar una cosa que se llama sequía y que en el norte afortunadamente no la conocéis al menos no la verdadera, la que te permite una hora de agua cada dos días, la que prohíbe regar ni los geranios la que mata al sur cuando cada x años aparece.

Chaval, viaja un poco aprende que el mundo es muy grande y que Aragón aun siendo una tierra muy bonita no deja de ser nada, no te mires el ombligo y piensa en todos, oponte a los efectos medioambientales pide que se busquen soluciones para paliar los posibles daños, pero no te opongas a que los Españoles nos echemos una mano unos a otros, esto es así, muchos fueron a las playas de Galicia a limpiar chapapote con sacrificio! pero por solidaridad, ayudando… otros se limitaron a criticar al gobierno.

Viaja Chaval, conoce mundo, pero no vengas por aquí en epoca de sequía……….. no te gustara y seguramente estaras mejor cantando cancioncillas a la vera del Ebro, viendo como el agua fluye y fluye pacíficamente hacia el mar… . mientras tus hermanos se mueren de sed.
Gracias por leerme,
C.H.”

Posted by petisme at 11:07 AM

Julio 12, 2004

VIAJE A PALESTINA (XI)


(foto: Ángel Trotter)

SÁBADO 28 DE FEBRERO. QALQUILIA Y NABLÚS

“Una pared de cemento corta el aire. Un muro. Sobre la tierra removida asoman las raíces de los olivos violentados. Al otro lado, una memoria que no se resigna, un pueblo, una historia”
(Teresa Aranguren “Palestina: el hilo de la memoria”)
Las seis y media de la mañana. Hacemos las maletas y abandonamos el hotel Best Eastern. Esperamos el autobús que nos recoja para dejar en el hall del Grand Park nuestros enseres y sumarnos al resto de la expedición. La espera se hace larga y nos quejamos del madrugón mientras los demás siguen durmiendo plácidamente. La línea azul del mar al fondo y el cielo abierto y transparente sobre Ramallah relaja mi espíritu. Respiro hondo y me digo: administra tus fuerzas.

Subimos a Qalquilia, al norte, donde la construcción del Muro y la imagen de la Palestina cercada y estrangulada por sus cuatro costados es más flagrante y evidencia las intenciones segregacionistas y la negación del proceso de paz de la política israelí. Es la población de Cisjordania más próxima al Mediterráneo, con los mayores acuíferos y las tierras más fértiles. Quizás por eso la han rodeado. De hecho 34 de los 36 pozos están ya en manos de los israelíes. O quizás para que los palestinos nunca tengan acceso al mar. Demasiados quizás cuando la realidad es tan aplastante y avasalladora.

Durante el trayecto escribo en mi libreta: Los israelíes están creando monstruos tanto con los palestinos como con ellos. Este pueblo que fue víctima de todos los horrores con los nazis ahora se ha metamorfoseado en verdugo y reproduce la destrucción y la perversidad que padecieron: los campos de concentración, los checkpoints, el Muro de aislamiento, la anexión de territorios, los asentamientos ilegales, los asesinatos selectivos, etc. Los mismos métodos de “solución final” y aniquilamiento. “Preparaos… el pasado viene” escribe el poeta Qasin Hadad…¿Por qué en un gran porcentaje las personas maltratadas se convierten en maltratadoras? “¿Cuál es la diferencia…? Un ciego y otro que no quiere ver.”

SUICIDAS

También saco tiempo para arrimarme y escuchar a un corresponsal de la agencia EFE : llego a la conclusión de que la vida de un suicida incluyendo el material explosivo, etc, sale por uno 500 dólares aproximadamente. El suicida está penado por el Islam como por el cristianismo donde hasta hace pocos años aún era enterrado con vergüenza fuera de las tapias del cementerio. Como si entre los muertos hubiese clases y categorías.
Pero en el mundo árabe los que mueren resistiendo y luchando por la independencia de su pueblo no son suicidas sino mártires. No se inmolan por razones religiosas y buscando el paraíso, he leído en alguna parte. Deciden sacrificar sus vidas porque han perdido toda esperanza, porque no distinguen entre la muerte y la vida que les obligan a vivir. Morir aquí, como me dijo una anciana palestina, es sólo cambiar de costumbre.

Un artículo esclarecedor de mi admirado Santiago Alba Rico sobre los hombres bomba palestinos.
Los palestinos se sienten primeros palestinos, después musulmanes y después árabes. Las familias palestinas aunque sean analfabetas mandan a sus hijos a estudiar a Alemania o Londres. Son conscientes de que en 1948 ellos no estaban formados suficientemente.
El humor y el ingenio de Armando y su expreso de Bohemia nos devuelven la sonrisa cuando dice: ¿Cómo se puede lavar en Palestina con un detergente que se llame Ariel?. Alguien repone: ¿Quieres ser un blanco fácil? Usa Ariel.

LA PUERTA

Atravesamos la única entrada de Qalquilia vigilada día y noche por los israelíes. Tiene 40.000 habitantes. Y más de 150.000 viven en las aldeas de los alrededores. Cercada por el Muro por los cuatro costados, sólo un portón controlado por el ejército se abre a determinadas horas del día. A veces sólo quince minutos por la mañana y quince por la tarde para permitir el acceso de los campesinos que tienen sus cultivos, los niños sus colegios o los pastores de ovejas sus pastos, al otro lado del Muro. Candados y cadenas silencian las risas de los niños al ir y regresar de la escuela. El gobernador de Qalquilia, que la noche anterior vino con su hijo al hotel de Ramallah y nos preguntó a mí y a Fran Sevilla qué necesitábamos, nos recibe frente a la alambrada oriental que limita la ciudad. Recuerdo que al verlo ayer, bajito, con bigote, y el traje de las mejores ocasiones mientras su hijo nos hablaba en inglés, me produjo una inmensa y entrañable sensación de orfandad.

La longitud de lo que los israelíes denominan “valla de seguridad”, cuya construcción comenzó hace un año, será el doble de la del Muro de Berlín. Según un estudio realizado por el Banco Mundial, cada kilómetro costará más de un millón y medio de euros.


(foto: A. Trotter)

Es un paisaje sin palabras el que se extiende frente a nuestras miradas. Dobles vallas electrificadas de tres metros de altura. En medio, un camino de grava y arena fina para detectar las huellas de cualquier intento de infiltración que una aplanadora recorre periódicamente para borrarlas. Alarmas electrónicas inteligentes. Y del lado israelí una carretera con dos carriles para que patrullen los carceleros insomnes y torres de vigilancia fortificadas. Es una jaula eléctrica y enseguida se me atropellan en los labios o en mis alas de ángel los versos de la canción “Bird on the wire” de Leonard Cohen: “Como un pájaro en el cable / Como un borracho en un coro nocturno/ He intentado a mi modo ser libre./ Si he sido cruel/ Espero que puedas olvidarlo/ Si he sido falso/ Espero que sepas que no fue contigo” .

Marta Arroyo en sus “Siete días en Palestina” narra las vicisitudes de una de las miles de almas afectadas por este barbarie: “10.15 horas. La mitad de los jazmines de Ryad Hurani ‘adoptaron’ la nacionalidad israelí de un día para otro. Cuando el Estado judío plantó el muro que rodea la ciudad de Kalkilya en su vivero, este jardinero perdió los terrenos que quedaron tras la barrera. “Desde hace dos años no puedo abrir mi negocio cuando quiero. Si entro antes de las ocho, los soldados se presentan a registrarme. Ellos han decidido que tengo que cerrar a las seis y, además, me venden mi tierra para cultivar mis propios rosales”.


(foto: A. Trotter)

Orfeo cantó desde la nave de los argonautas para acallar a las sirenas. Nosotros lo intentamos. Ya estamos en el ala oeste de la ciudad frente al muro de mampostería con nuestras guitarras, derbukas y djembés. Atacamos el “Give peace a chance” que Lennon y Yoko cantaban en la cama desnudos frente a los periodistas .. “All we are saying is give peace a chance”. Después de darle unas vueltas en inglés improvisamos en castellano a coro: “Abajo el Muro, queremos la paz”. Dos torres de vigilancia de 12 metros de altura a nuestra izquierda y derecha con una separación de apenas trescientos metros siguen con sus miras telescópicas nuestro concierto improvisado. Los “Lagarto Amarillo”, sacan un par de botes de betún líquido negro y comienzan a hacer pintadas en el Muro.

Del otro lado algunos soldados se asoman y efectúan disparos disuasorios. Entonces dos patrullas con la estrella de David ondeando en sus vehículos se dirigen hacia nosotros desde la izquierda. Optamos por abandonar el Muro para evitar incidentes, pero ya se han quedado con nuestras caras con lo que es de presumir que nos retengan al salir de la ciudad.
A ciento y pico metros del Muro amenazador se encuentra el colegio Al-Fharika. A veces las niñas han sido heridas por los disparos cuando jugaban en el recreo. Las 800 alumnas con sus uniformes de rayas verdes y la ilusión y la curiosidad cinceladas en sus rostros han salido al patio a ver a estos visitantes alienígenas y bullangeros cubiertos con kufiyas morados.

Las voces agudas de las niñas que nos recitan poemas en árabe disipan las nieblas de mi alma y reverdecen los motivos del viaje. La sonrisa y las canciones son un pasaporte universal, es cierto. Por eso improvisamos una muralla de calor cubano frente al gélido cemento armado que se yergue enfrente:
“Una muralla que vaya
desde la playa hasta el monte
desde el monte hasta la playa,
allá sobre el horizonte.”

Los versos de Nicolás Guillén con los acordes de Quilapayún van surtiendo el balsámico efecto. Estos niños entienden lo que estamos cantando…Entienden todo lo que no tenga que ver con los toques de queda y las prohibiciones de la cárcel que habitan…

—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—Una rosa y un clavel…
—¡Abre la muralla!
—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—El sable del coronel…
—¡Cierra la muralla!
—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—La paloma y el laurel…
—¡Abre la muralla!
—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—El gusano y el ciempiés…
—¡Cierra la muralla!
Hago fotos a las niñas y se las enseño. Algunas tienen toneladas de miedo en el iris, otras son tan tímidas que se acercan un segundo y salen corriendo.

Las víctimas de Qalqilya son también los olivos, aquí los llaman rumanas por existir ya en tiempo de los romanos. Sólo en la primera fase de la construcción del Muro 102.320 olivos y árboles frutales fueron arrancados de cuajo por las excavadoras y 121.545 Dunoms (1 dunom son mil metros cuadrados) de tierra fueron confiscados. Casi el 4% de Cisjordania. Más de 11.500 personas de 16 pueblos están atrapadas entre el Muro y la línea verde que marca la frontera virtual tras la ocupación de 1948 y 1967. Las tierras fértiles de 51 pueblos han sido o bien confiscadas o bien aisladas e inalcanzables a causa del muro. Pero estos son datos demostrables sólo hasta el 2003 y la vergüenza avanza, devora y arrasa 317 metros cada día como dice mi amigo Bruno Galindo en su artículo.


(foto: Ángel Trotter)

Cuando los 650 kilómetros de Muro hayan sido edificados, y Cisjordania esté rodeada también por la frontera este con Jordania, más del 40 por ciento de la tierra habrá sido absorbida por Sharon.
Como era de esperar nos retienen en la salida de la ciudad. Es el castigo que el ejército infringe a todos aquellos que visitan los territorios ocupados. Si vuelves por el aeropuerto de Tel Aviv prepárate porque te retendrán durante horas, revisarán tus maletas, te humillarán e incluso te harán desnudarte. María Pin, de Europa Press, escribe en su diario: “Al marchar de esta ciudad, donde el aire no se renueva, los soldados ya no son tan amables en los ‘check point’. Bajamos del autobús, subimos al autobús, enseñamos el pasaporte, guardamos el pasaporte. Esperamos, en los asientos. No. Ahora, mejor en tierra. Sin hablar con el ejército ni los palestinos, sin filmar, sin fotografiar. Se les agrió el carácter un poquitín. ¿Será por eso de que es Sabat y les toca trabajar?.” Sólo añadir que bajo un sol bíblico y demoledor nos han prohibido cantar. Lo que para un ruiseñor solidario es como obligarle a no respirar.

¿Cuánto tardará en caer este Muro, quizás treinta años como el de Berlín? Para entonces ya no quedarán palestinos, ni casas, ni sueños en pie. Y este genocidio lento y calculado, sin testigos y que deja de ser noticia cuando los muertos van goteando a diario, ya se habrá consumado.

Posted by petisme at 02:57 PM

Julio 10, 2004

AMOR ENTRE LAS CUERDAS


(foto: Man Ray, 1924)

He estado volcado en adelantar un nuevo proyecto musical durante estas dos semanas pasadas. A finales de septiembre en Madrid y principios de octubre en el Centro Cultural Ibercaja de Zaragoza estrenaré un espectáculo titulado “Amor entre las cuerdas”. Se trata de nuevas y viejas y secretas canciones de “amor salvaje” de mi repertorio, acompañado por un quinteto de cuerda compuesto por músicos de la Orquesta Sinfónica de Madrid: contrabajo, chelo, viola, violín y percusión. La proposición me vino hace ya más de un año por la Asociación Cultural Conde Aranda que promueve la cultura aragonesa en Madrid. Ahora ha llegado el momento. Luis Cosme, violonchelista argentino, (desconozco por qué los mejores chelistas del mundo son argentinos pero es cierto) ya está a las afueras de Ginebra vacacionando y trabajando en este proyecto.

Tiene 100 canciones de mi discografía, de las cuales le he seleccionado 45 relacionadas con el amor y 20 temas nuevos de puritito amor líquido y escalofríante. Si todo encaja y me siento bien arropado en este formato, novedoso para mi, tiraré para adelante y grabaremos nuevo disco en directo. Me ilusiona grabar mi primer disco en directo, exceptuando el de Sacco y Vanzetti, con material nuevo y en Zaragoza. Al lado del barrio donde crecí de niño (las Balsas) y muy cerca de las montañas-pezón de Juslibol y el Bosque de los Lobos, junto a los meandros del Ebro, donde acampábamos con los boys-scouts. De nuevo la infancia y el amor (las únicas patrias en las que creo) se dan la mano.

Posted by petisme at 11:00 AM

Julio 09, 2004

BRINDIS NO VINCULANTE


(Foto: Reuters/ Reinhard Krause)

A veces uno recupera la fe en el ser humano y justifica sus denuedos, sus cabreos y sus luchas. La sentencia ya confirmada hace unas horas es una pequeña victoria para los que aún creemos en la justicia universal y en los derechos humanos, para el pueblo palestino que está padeciendo una “solución final” lenta y sin contemplaciones por el sionismo-nazismo y para todos los que llevan “guerreando” pacíficamente en contra de la construcción del Muro desde hace tres años. Esta Pared caerá. Quizás lo veamos, como en 1990 vimos la de Berlín en pedacitos. Quizás lo vean otros. Los más jóvenes. Pero hoy un tribunal penal internacional ha derribado el Muro con palabras de futuro. Y eso merece un brindis. Cualquier ráfaga de brisa y no de balas justifica una celebración y un banquete de vida. Llevamos tantas copas, tantas sentencias “no vinculantes” que intuyo que el corazón y el hígado vienen a ser la misma cosa. Quizás nuestras vísceras saben más de nosotros que el espíritu y el córtex pineal.

Posted by petisme at 09:50 PM

Julio 04, 2004

JUEVES 8 DE JULIO. CONCENTRACIÓN POR JOSÉ COUSO FRENTE A LA EMBAJADA AMERICANA EN MADRID (C/Serrano, 75. Metro Rubén Darío). A LAS 20 HORAS. ESTA VEZ ME TOCA CANTAR A MÍ DE NUEVO.

Posted by petisme at 02:51 PM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s